Portfolio Categories novedades - Archivo

Os habéis casado y ahora con tiempo, sin estar pendiente de los invitados podemos inmortalizar ese amor en una sesión donde vuestra tranquilidad, vuestros sentimientos salgan a flor de piel, una sesión donde toda la demostración de vuestro amor y vuestro cariño quedará para siempre inmortalizada.  De ahí que cada vez más parejas se decidan a hacer un reportaje postboda. Los motivos no son pocos, y a nivel creativo las posibilidades son inmensas. En una sesión donde seréis vosotros y vuestro amor en estado puro.

Como la princesa de las nieves, con un manto de pureza y capucha de viento  el pequeño camino de entrada a la iglesia, cubierto con la alfombra más radiante. , la novia ha revelado el secreto mejor guardado de toda boda y a su alrededor los pétalos blancos se deslizan por el aire para rozar sus lindas mejillas.

 

 

Como en todas las facetas de la vida, si queremos obtener un objetivo debemos recorrer un camino de aprendizaje y así apreciaremos realmente los resultados finales.

Elegir un fotógrafo de boda determinado no es fácil, pero intentaré explicaros las diferencias dado que en varias ocasiones me habéis pedido mi opinión particular.

El talento.- Es bajo mi punto de vista la primera opción a tener en cuenta, existen talentos desde la forma de sacar la fotografía, la elección del ángulo, la velocidad que permitimos a la luz para que inunde nuestras fotos, el ISO elegido, su diafragma, multitud de opciones en nuestras cámaras y el resultado final debe llenar nuestra mirada. Este talento es tan importante a la hora de fotografiar como a la hora de editar un negativo digital de alta calidad. Tenemos miles de parámetros que conjugados de diferentes formas las imágenes nos evocan dispares sensaciones.

La experiencia.- Lógicamente siempre la experiencia hace que pulamos nuestros defectos y emprendamos un camino hacia la perfección que nunca llegará pero que cada minuto que pasa seremos mejores a base de aprender de las posibles situaciones y la fotografía es uno de los mejores ejemplos, si conoces tu cámara en todas las situaciones, serás capaz de plasmar con una mayor claridad y calidad un momento determinado. Porque los momentos más hermosos son muchas veces los más imperceptibles y una mano experta y rápida será capaz de captarlos.

El equipo tecnológico.- Nos duela o no, la inversión en fotografía es cara, la suma de un equipo medio de fotografía profesional excede de muchos presupuestos y nadie regala duros a pesetas. Si a usted le ofrecen un presupuesto de boda bajo, desconfié, por varias razones. Sí tendrá sus fotos pero también depende de su volumen de exigencia.

Un objetivo con una lente de calidad su precio ronda los 1500 euros, necesitamos del orden de 5 objetivos para cubrir todas las distancias focales.

El cuerpo de una cámara profesional los 2500 euros.

Necesitamos tener un cuerpo de reserva porque aunque falle el primero la boda no se parará para ir a comprar otro cuerpo.

Flashes, estudio portátil, ordenadores capaces de procesar archivos de más de 100mb en múltiples capas, pantallas de altísima calidad para obtener colores reales de impresión, impresoras calidad foto Premium, laboratorios… hablamos de muchísimo dinero invertido para ofrecer lo mejor, para que usted pueda realizar múltiples revelados de una misma foto, para que pueda ampliarlas al tamaño deseado, para que esos archivos y su calidad nos aseguren que por más tiempo que pase llevan una seña identificativa y es su gran calidad, esa calidad se revaloriza cada año que pasa. No tiene nada que ver un archivo RAW con un archivo jpg, es como comparar un Ferrari con un utilitario.

Asertividad entendimiento y ayuda.- La primera entrevista nos tiene que decir como es la persona con quien vamos a compartir uno de los días más importante de nuestra vida, una persona desconocida, (un fotógrafo) que va a ayudarnos, animarnos en los momentos de nerviosismo, guiarnos cuando estemos en situaciones desconocidas y todo lo haga con amabilidad y saber estar por una amplia experiencia. Todo tiene que salir genial y cada persona con cada detalle es importante. Un fotógrafo cercano os va a sugerir, os hará sonreír y seguramente llorará en los momentos emotivos a vuestro lado por que percibe los sentimientos como nadie y los disfruta por que ama estas sensaciones, a buen seguro que inmortalizarlas para él llena su corazón. Por eso es tan importante encontrar un fotógrafo con sensibilidad, porque ese fotógrafo verá la belleza y elegirá apretar el botón de su cámara en ese mismo instante.

 

Todas y cada una de estas facetas son fundamentales para un gran resultado. Observen sus estilos y elijan el más cercanos a sus valores, elijan calidad, nitidez, luminosidad en las fotos, porque una foto con luminosidad se puede atenuar de luz, pero una foto falta de luz, difícilmente se podrá recuperar, tanto en nitidez, ruido o calidades varias. Elijan un presupuesto acorde, es mejor poco y de calidad que mucho sin talento. Y una cosa más, sean felices porque el fotógrafo mejor del mundo, refleja una realidad, con muchos matices pero en definitiva vuestra realidad y un gran día alegre debe tener inmensas sonrisas, haga sol, llueva, nieve o granice.

La Naturaleza y las bodas, ese vínculo que se sella dentro de la soledad de la pareja, contemplándose y disfrutando los recién revividos votos matrimoniales. El marco inigualable para poder expresar lo que sienten sin ojos que los observen y puedan dedicarse estos instantes de mutua admiración.

Las luces se difuminan, las nubes se desvanecen ante los rayos de sol que acarician sus manos y el aroma de la mañana se tiñe de dulce. Toda la atención destila hacia sus miradas y el momento evoca un redoble de corazones. Cuando el sí lo bendice el cielo, la felicidad eterna está en cada respiración.